Mí camino en el Yoga

Arnau me pusieron al nacer, aunque ya me han llamado de todas las formas habidas y por haber. Soy Licenciado en Ciencias del Mar, hecho que me ha permitido trabajar como profesor de Biología. Paralelamente, el Yoga viene acompañándome en los últimos años, tanto profesionalmente como a nivel personal.

Empecé a practicar Yoga hace más de 10 años. Estaba abriéndome a un mundo nuevo y completamente desconocido para mí. Fue una experiencia desafiante (en cada sesión sudaba la gota gorda) pero al mismo tiempo muy gratificante. Al inicio, simplemente buscaba los beneficios a nivel físico, aunque sin ser consciente de ello, una semilla ya empezaba a germinar en mi interior.

Continue profundizando en esta tradición milenaria: practiqué diferentes estilos y empecé a leer y a informarme. De entre todos los estilos que conocí, el Hatha Yoga fue con el que más me identifiqué. Por consiguiente, decidí hacer mi primer curso de formación en este linaje. 

 

Trato de transmitir en mis sesiones la esencia del Hatha Yoga, tal como a mí, como discípulo, me fue enseñado  

Sin pretenderlo, durante la realización de mi primera formación, empecé a impartir mis primeras clases de Yoga. Posteriormente, hice mi segunda formación y continué trabajando como instructor.

Finalmente, decidí hacer una inmersión en el país donde se origino la tradición del Yoga. Así que fui a India, donde me formé en The Yoga Institute of Mumbai; allí estudiamos los textos tradicionales y practicamos Yoga durante tres meses. Sin duda fue una bonita y transformadora experiencia.   

Desde que volví de la India, he continuado enseñando Yoga en diferentes centros y formando instructores.

 

 

Actualmente continúo practicando y estudiando Yoga. Mantengo una actitud abierta, aprendiendo de cada sesión y encuentro